¿Qué significa?

«El concepto de bienestar se refiere al estado de un individuo en relación con su entorno, y puede medirse»
(Donald Broom, científico en bienestar animal)

Los países miembro de la Organización Mundial de la Salud Animal (WOAH) acordaron en 2008 que “bienestar animal designa el estado físico y mental de un animal en relación con las condiciones en las cuales vive y muere”.

¿De dónde proviene?

En 1979 el Farm Animal Welfare Council (FAWC) del Reino Unido, estableció unas primeras directrices sobre bienestar animal que señalaban que los animales han de ser libres para «darse la vuelta, acicalarse, levantarse, tumbarse y estirar sus extremidades», que sirvieron de base para definir el denominado principio de las cinco libertades, por el cual el bienestar de un animal queda garantizado cuando se cumplen los cinco requisitos siguientes:

  • El animal no sufre sed, hambre ni malnutrición, porque tiene acceso a agua de bebida y se le suministra una dieta adecuada a sus necesidades.
  • El animal no sufre estrés físico ni térmico, porque se le proporciona un ambiente adecuado, incluyendo refugio frente a las inclemencias climáticas y un área de descanso cómoda.
  • El animal no sufre dolor, lesiones ni enfermedades, gracias a una prevención adecuada y/o a un diagnóstico y tratamiento rápidos.
  • El animal es capaz de mostrar la mayoría de sus patrones normales de conducta, porque se le proporciona el espacio necesario y las instalaciones adecuadas, y se aloja en compañía de otros individuos de su especie.
  • El animal no experimenta miedo ni distrés, porque se garantizan las condiciones necesarias para evitar el sufrimiento mental

Fruto del proyecto de investigación europeo Welfare Quality®, que se inició en el año 2004 y que se centra en la integración del bienestar de los animales de granja en la cadena de calidad alimenticia, estas 5 libertades evolucionaron hasta concretarse en 4 principios y 12 criterios.