La valoración del bienestar animal llevada a cabo por los protocolos Welfare Quality® establece que se deben tener en cuenta cuatro principios básicos:

  • ¿Se alimenta a los animales de forma correcta?
  • ¿Se aloja a los animales de forma adecuada?
  • ¿Es adecuado el estado de salud de los animales?
  • ¿Refleja el comportamiento de los animales un estado emocional adecuado? (existe una buena relación social entre individuos, los animales pueden mostrar necesidades de conducta propias de la especie, hay una buena relación humano animal y ausencia de estados emocionales negativos como el miedo).

Estas cuatro preguntas son el punto de partida para establecer los diferentes parámetros agrupados en 4 principios básicos y 12 criterios en los que se basa el modelo de valoración del bienestar animal europeo Welfare Quality® :